Mi Jefe es una App.

¿Sabías que las plataformas digitales que hemos empezado a usar tienen un lado oscuro?

¡Así es! Cornershop, Pedidos Ya, Glovo, Uber, Uber Eats, Rappi, Cabiby, Beat (entre otras) funcionan en un vacío legal que, al tiempo que nos solucionan la vida, se las perjudica a sus trabajadores y trabajadoras.

El trato con sus trabajadores y trabajadoras es abusivo.

Tratan a sus trabajadores y trabajadoras como “socios”, por lo que ninguno de ellos tiene contrato ni seguro de ningún tipo.

Además, todas las decisiones las toma o cambia la App, sin consultar con el repartidor o chofer, que debe aceptar las reglas, e incluso tolerar “despidos” sin explicación.

Los pagos no son justos.

Como la App tiene la sartén por el mango, decide cuánto pagar, bajando los sueldos y comisiones, eliminando incentivos y decidiendo en muchos casos qué trayectos pagar y cuáles no. Muchas veces, pese a trabajar hasta 9 horas diarias, los y las trabajadoras terminan ganando menos del mínimo.

No brinda seguridad a sus trabajadores y trabajadoras.

Como el jefe es una App y no hay caras visibles de representantes “al otro lado”, nadie responde robos, accidentes o asaltos en lugares peligrosos.

Además, cuando la App detecta intentos de organización por parte de sus trabajadores y trabajadoras, los saca del sistema.

El proyecto de Ley.

Desde la Cámara de Diputados y Diputadas queremos legislar para ordenar el trabajo a través de estas plataformas digitales, brindando así más justicia, seguridad y condiciones dignas de trabajo a conductores/as y repartidores/as.

Para aprobar este proyecto se necesitan 78 votos en la Cámara de Diputados y Diputadas. Ayúdanos comprometiendo el voto de tus representantes.

CONOCE
EL PROYECTO
DE LEY AQUÍ

PÍDELE
A TU DIPUTADO
SU VOTO

Busca y escríbele a tu diputado

PASO 1 | PASO 2 | PASO 3